CÓMO REMOLCAR CON SEGURIDAD A OTROS BARCOS

 

Cuando ya vuelves a casa cuando el sol ya se pone en el horizonte, de repente suena el móvil. Un amigo me llama, con su esposa y tres niños a bordo, no puede arrancar el motor,y no hay un remolque comercial cercano. En estos casos debes tener en cuenta estos consejos antes de remolcar un barco hasta el puerto.

Es necesaria la utilización de cabos flotantes, no sumergibles para evitar que se enrolle o que la línea se pueda enganchar con la hélice del motor. Los cabos también tienen que ser resistentes y de alto estiramiento.

Los herrajes deben ser también resistentes y deben estar correctamente fijados a la borda.

La mejor alternativa es disponer de una línea con anclajes fuertes y con grilletes giratorios para remolcar. Recomendable utilizar cabos con gaza anti-torsión. Los cabos de nylon se extienden más de la mitad de su longitud, si algo se rompe, la línea se revertirá y seconvertirá en un proyectil.

Empezamos remolcando al barco enganchados desde una esquina de popa, así esperamos girar su proa solo unos 20 grados. El remolque debe ser lento y estable, anticipando en todo momento los cambios de rumbo y procurando que los cambios sean suaves y el giro amplio.

Siempre evalúe la situación y si es posible tire el ancla del barco que va a ser remolcado.

Haga un giro alrededor del barco para realizar una prospección visual y determine un plan coordinado. Comunique ese plan y su procedimiento a todas las personas a bordo de ambos barcos.

Obligue que todos se pongan los chalecos salvavidas. Siempre nos
aproximaremos con nuestra proa al viento o a la corriente, lo que prevalezca aunque en algunas situaciones esto puede no ser posible.
Una sola persona debe estar al mando de la operación de remolque y con una actitud firme de mando sobre tu propio barco. Los consejos aunque bien intencionados pueden basarse en el manejo de un barco distinto al tuyo, ya sea de un barco con dentro fueraborda, de un fueraborda, de un doble a bordo, hélice dextrógira o levógira, su capacidad de arranque, entre otros aspectos. Usted conoce su embarcación. Si no considera la operación segura no la haga. Evite coordinar con personas autoritarias o realizar la operación con un barco que no esté capacitado.

Pase la línea de remolque y mantenga una distancia segura. Tome la cuerda con calma y espere el amarre en firme en la otra embarcación con el motor en punto muerto. Las líneas de fondeo más habituales suelen ser de unos 30 a 45 metros.

Esa es la distancia deseable entre barcos para que los golpes y tirones sean absorbidos teniendo en cuanta unas condiciones de seguridad favorables. Siempre tenga en cuenta que cuando su barco se detenga el alcance de la embarcación de detrás irá en la misma dirección por tanto es importante que cuando se detenga o baje la velocidad cambie su derrota para evitar un
abordaje en la popa.

Las condiciones del viento y el mar son fundamentales en la operación de remolque. Es preferible tener el oleaje de proa. El seguimiento del remolque y la vigilancia sobre las líneas, el acastillaje, los herrajes y los grilletes se dificulta en la navegación conde mar adversas. Por eso planifique las paradas y tenga siempre en cuenta los puertos más cercanos como parte de su plan de navegación.

Piense en las condiciones hasta el destino.
Tenga en cuenta la relevancia entre viento y corriente, cuando el viento corre de forma opuesta a la corriente las pequeñas olas suelen convertirse en oleajes significativos. Eltráfico de otras embarcaciones también es un gran problema y más cuando cae la noche.

Tenga especial atención a buques de grandes esloras ya que no podremos reducir la velocidad bruscamente. Una travesía normal de unos 45 min a 30 mph se convierte en cuatro o cinco horas cuando se remolca a otra embarcación.

Además tienes que pensar en el regreso también. ¿tienes suficiente combustible?.

Lo que gastas en una hora en una travesía normal recorriendo unas 20-25 millas lo gastaras en una operación de remolque pero a diferencia te darás cuenta que solo has recorrido unas 6 millas.

También podrás necesitar comida y ropa náutica abrigada para pasar la noche.

Estos aspectos son fundamentales en la planificación.
Finalmente al llegar a puerto tanto para los mejores profesionales y patrones como los
buenos samaritanos pueden encontrar su mayor dificultad y ansiedad. Hay que reconocer
nuestras propias limitaciones, has estado expuesto todo el día al sol, estas agotado, con
hambre y además traes una embarcación remolcada. El consejo es amarrar tu barco en
sitio seguro y accesible y luego tiras del cabo a mano a la otra embarcación hasta su
posición de amarre. Evita realizar maniobras dentro de las dársenas.
Después de todo hay que tener en cuenta nuestras limitaciones a la hora de auxiliar a
alguien. No queremos dejar a nadie allí fuera pero hay que tener un buen juicio sobre las
condiciones y las propias habilidades antes de tomar la decisión de remolcar.
La ley y las buenas prácticas marineras exigen a los navegantes comerciales y recreativos
que ayuden a cualquier persona que esté en riesgo en la mar a menos que el patrón
considere una situación grave para la propia integridad de su barco o las personas a bordo.
Cuando el remolcar no resulte conveniente considere las siguientes opciones:
Remolque a una distancia corta hacia un lugar seguro, fondee la embarcación y lleve a
todas las personas a bordo de su embarcación, ten en cuenta la capacidad de tu barco y
lleva suficientes chalecos salvavidas adicionales. Lo más rápido posible compre un bidón de gasolina o una batería náutica cargada y evitará muchos dolores de cabeza ó si no se trata de una urgencia real evite realizar la operación de remolque y espere a un servicio
comercial y haga uso del seguro que suele incluir el servicio de remolque.
No obstante los accidentes y las situaciones no deseadas pueden ocurrir cuando menos te
lo esperas. Siempre cuente con sus equipamientos de seguridad náuticos en orden y con
accesorios náuticos de calidad certificada desde herrajes de cubierta, acastillaje
nautico, cabos de amarre con gaza hasta chalecos salvavidas de alta calidad y demás
recambios náuticos. Encontrarás una tienda especializada y de grandes expertos en
Garbino Náutica que tiene unos precios muy razonables y accesorios fiables en su página
web. Recomendable. He realizado varias compras de forma satisfactoria.